Juan Carlos Batista

[Tenerife ]
Jueves 04 / 21:00h / Sala Aljibe. El Almacén

La alegoría es una manifestación típicamente barroca mediante la cual se pretende dar imagen a lo que no la tiene haciéndolo visible. La fragmentación y la acumulación son los recursos de la alegoría que culminan en la contemplación. 

Este escenario alegórico se puede atisbar en la obra de Juan Carlos Batista. Su proyecto se basa en la articulación de la imagen exacerbada. Su trabajo es un corpus (escultórico, fotográfico, objetual) en donde esa imagen es intervenida, transformada, manipulada, mentida y desmentida. Una realidad clausurada. Imágenes de un territorio sin memoria o la memoria inventada de un territorio. Ese desvelamiento alegórico de las condiciones políticas y materiales de la imagen en este régimen de consumismo se hace indispensable, confrontando críticamente la lógica capitalista frente a la lógica del pensamiento en un espacio de resistencia.

J.C.B. utiliza las armas y la estrategia del enemigo para hacernos partícipes de la pérdida de la identidad compartida debido al poder de la tecnología que se apropia de la memoria del presente y que nos priva de un sentido histórico más amplio. Estas obras son dispositivos poderosos y rotundos que desenmascaran su propio artificio para acercarse a un cierto sentido y poder ver.