POSTMAN

/ Canarias / KEROXEN / Ocean Club

Postman repite, por motivos técnicos no pudo hacer su set en condiciones el pasado día 14, y queremos verlo con fundamento, abrirá la noche en el Ocean Club.

Tomás de la Rosa comienza en los '80 tocando la batería en varias bandas de punkrock. No será hasta finales de la década siguiente cuando empieza a coquetear con la música electrónica y entra a a formar parte del colectivo drone. Este artista contemporáneo ha sido capaz de adaptarse a las exigencias del tiempo aunque sin renunciar a su esencia sagrada: el ritmo. Holy man (2007) de la electrónica más elegante y depurada, ha expandido su Dub Mentality (2009) por los festivales locales más destacados (Magma, Croma, KEROXEN, Vulcania, Eolica, Próximos, Dinamo, Micromusic, Events) y por salas de la talla del Watergate de Berlin o el Instituto Cervantes de Manchester. A pesar de su trayectoria sigue actuando en el KEROXEN y haciendo su Music for the Tanke (2011) con la misma espiritualidad, profundidad y abstracción.  El año pasado publicó su sexto disco Life can change in a moment que es el segundo trabajo que edita KEROXEN Label. Una música hecha de una pasta especial a base de dub, hip hop, techno minimal, nu funk que reposa en capas de sonido envolvente y que muta de una forma a otra con una densidad casi líquida, siempre equilibrada. Nos hará lamer sus vibraciones sonoras.